Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

EL CRUCERO YARARÁ, LEO MASLÍAH

Leo Maslíah en un reconocido cantautor, músico, escritor, ñoño y chiflado integral. Y su humor se ha situado, en buena medida, en los equívocos del lenguaje, los deslices del sentido, las ambigüedades, los sonidos que se solapan entre sí y dan origen a cualquier otra cosa. A la manera de Oliverio Girondo, pero sin tomarse en serio ni por un minuto.

Y en esta novela eso no cambiará: se trata de una enorme sucesión de equívocos, situaciones extrañas y sorpresas en las que el sentido parece irse de paseo, aunque siempre hay un hilo manteniéndolo todo en su lugar: Maslíah es un loco suelto, pero sabe muy bien dónde está parado.

Estamos frente a la historia de Simbad Geigy, de quien apenas sabemos nada ni obtendremos demasiados datos confiables posteriormente. Lo vemos en una librería, enfrentado a diferentes personajes (y cuando digo enfrentado, es literalmente: los personajes de Maslíah casi nunca se muestran colaborativos ante los equívocos del lenguaje, sino que se insultan y agreden con ligereza y bárbaramente), y también a una realidad que se niega a permanecer estable: el dueño de la librería se irá por ahí, y la puerta del baño a veces va a transformarse en una puerta que da a un sótano, o en una puerta que se abre a los más escalofriantes experimentos. Los personajes a veces se sumarán alegremente a esta comedia loca y a veces manifestarán su extrañeza de las maneras más insólitas.

Cuando Simbad se decide a dejar la extraña librería, comienzan sus aventuras, que no tienen nada que envidiar en extrañeza a las de su remoto antepasado espiritual, el Simbad de las Mil y una noches. Lo veremos intentar entregar una cartera perdida a una mujer que va cambiando de apariencia y ocupación, probar a ser detective, paciente siquiátrico y embarcarse en un crucero que a veces parece que va a Japón, a veces a Sumatra y a veces al espacio exterior. Lo veremos enfrentar un extraño caso de muertos vivientes, renacidos por un sujeto que afirma ser médico, aunque sus propios zombies dudan de él. Veremos la violencia más brutal, desatada y luego inocente, como si se transformara en humo y efectos especiales. O como en los cuentos clásicos en que un lobo se come a una abuela y su nieta, y éstas salen de su barriga intactas.

En esta historia todo puede ocurrir, y efectivamente ocurre, en un relato que por momentos parece perder la unicidad, aunque terminamos volviendo constantemente a los mismos lugares y personajes, quienes insisten en cambiarse de nombres, ocupaciones y personalidades, mientras revolotea la sombra de la esquizofrenia en el relato. Se habla de ella, los personajes se acusan mutuamente de esquizofrénicos, se nos muestra a una mujer que pudo hacer a otra mujer, materialmente, a partir de su segunda personalidad, y cómo sería al menos posible que un grupo de gemelos vivan todos juntos, incapaces de distinguirse, con una personalidad para compartir.

Al final, en esta novela los límites entre la realidad y la ficción son lábiles, plásticos y hasta cremosos: todo puede ocurrir aquí, porque a Leo Maslíah no le importa tanto la realidad como divertirse. Y esta novela es todo lo que al autor le divierte, en el mismo plato. No se priva de ningún juego de palabras extraño, ni de ofrecernos personajes imposibles, como el terapeuta sexual del crucero, que aparece misteriosamente en tu camarote cuando vas a tener alguna acción triple X, para enseñarte, pero en realidad se escandaliza muy rápido y no sabe controlarse. O el buen marinero que ya no quiere ayudar a nadie, pero su corazón es muy dulce y siempre ayuda a todos.

Y tampoco le importa meter reflexiones torcidas sobre la salud mental, los viajes, la industria editorial y todo lo que pase por su cabeza, reflexiones tajantes e irrefutables, principalmente porque no se atienen a un marco lógico conocido. Porque esta novela, repetimos, no está hecha para tomarse en serio. A lo sumo, para tomarte el pelo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

El lamento de Portnoy

Libros que podrían salvarte la vida

Papel en Blanco - Medium

Libros que podrían salvarte la vida

Cuchitril Literario

Libros que podrían salvarte la vida

La libreta de Irma

Entrevistas, reseñas, ensayos de literatura, música y más

La vida infinita (Libros y Lecturas)

blog de literatura. Novelas. Cuentos.

Sorpresa y suspense

Sobre el arte de contar historias. Blog del escritor Juan Gómez-Pintado

A través de otro espejo

Libros que podrían salvarte la vida

El lector espectador

Biblioteca del IES Severo Ochoa (San Juan de Aznalfarache)

Cajón de Historias

Libros que podrían salvarte la vida

El Chico de las Donas

Reseñas de libros, películas, videojuegos, donas y más...

Keren Verna

Libros que podrían salvarte la vida

Mariana lee

Libros que podrían salvarte la vida

La hora Barba!!!

El tiempo del fin... YA

Leyendo bajo la luz de la luna

Libros que podrían salvarte la vida

Descartes periódicos

Libros que podrían salvarte la vida

El Lector Estepario

Libros que podrían salvarte la vida

humildelector.wordpress.com/

HUMILDE LECTOR - Reseñas de libros

JCruz Servicios Lingüísticos

Traducción y corrección de estilo de textos literarios y académicos

A %d blogueros les gusta esto: