ESPANTAPÁJAROS (AL ALCANCE DE TODOS). OLIVERIO GIRONDO

Espantapájaros es un libro de poesía publicado en 1932. En un momento en que, dentro del mundo de las corrientes literarias, las vanguardias comienzan a retroceder en Latinoamérica para dar paso a una poesía más comprometida y ocupada de preocupaciones algo más terrenales, que se verían espoleadas por los conflictos armados que se desatarían durante la década. Sin embargo, Oliverio Girondo escribe este texto muy cercano a los movimientos vanguardistas, que parece un juego y que en buena medida lo es, y que sobrevive aún hoy, lozano y fresquito como si hubiera salido la semana pasada de la imprenta.

Se trata de un poemario muy breve, y de lectura muy agradable. Está lleno de humor, y Girondo se divierte tirándole la cola a las palabras, retorciéndolas, jugando con las asociaciones libres, ya sean de sonidos o de ideas, tal como enseñaban los surrealistas. Lo mismo anuncia «Dejé las carambolas por el calambur, los madrigales por los mamboretás, los entreveros por los entretelones, los invertidos por los invertebrados» que nos habla del siguiente y terrible drama familliar:

…los vínculos de consanguinidad no se detienen en la escala zoológica. La certidumbre del origen común de las especies fortalece tanto nuestra memoria, que el límite de los reinos desaparece y nos sentimos tan cerca de los herbívoros como de los cristalizados o de los farináceos. Siete, setenta o setecientas generaciones terminan por parecernos lo mismo, y (aunque las apariencias sean distintas) nos damos cuenta de que tenemos tanto de camello, como de zanahoria.

Después de galopar nueve leguas de pampa, nos sentamos ante la humareda del puchero. Tres bocados… y el esófago se nos anuda. Hará un periodo geológico; este zapallo, ¿no sería un hijo de nuestro papá?…

Y así, durante los 24 pequeños poemas prosados, llenos de asociaciones erráticas, en las que los elementos del mundo cotidiano se trastocan, se vuelven una oportunidad maravillosa para volver nuestra vida más bella; por ejemplo, para transmigrar, para volvernos piedra, nuez, castaña o monja de clausura, cuando nuestra propia experiencia nos resulte insoportable. O para hacer el amor nada más que volando, solamente volando, porque no hay diferencia entre vivir con una vaca y hacerlo con una mujer cuyas nalgas se mantienen a 85 centímetros del suelo.

Sin embargo, lo maravilloso también puede volverse terrible, convertirse en el peor de los peligros: y si de pronto tememos por nuestra sombra, y evitamos las escaleras para que no se le rompa el espinazo en los peldaños, también debemos enfrentarnos al monstruo de mil cabezas que vive en nuestras muchas personalidades, nuestras posibilidades no realizadas, pero latentes, y que siempre esperan su oportunidad para apoderarse de ese invento que llamamos «yo». Y, por supuesto, siempre al final del viaje nos espera el último enemigo, el que no puede ser derrotado, que es la certidumbre de la muerte.

Harto del mundo real, de la necesidad burguesa de orden, de que las sillas y mesas se mantengan siempre donde las dejamos, y en el que los mezquinos terminan cobrando todos los premios, deseoso de magia, de felicidad, de una belleza que no cobre tarifa por minuto y esté disponible para cualquier desgraciado, Girondo opta por subvertirlo todo. Desde la forma de los poemas (todos en prosa, salvo uno, y un caligrama en lugar de introducción), hasta las relaciones entre los vocablos, hasta la realidad misma.

Y este viaje, en todo caso, será divertido, lúdico y carcajeante. Girondo pone sus esperanzas en la maravilla, pintándonos un mundo alocado, a veces ridículo, y siempre sorprendente. En este punto la frescura en el uso del lenguaje es una herramienta fundamental, y la desfachatez de sus comparaciones, en las que suele poner un «de» en lugar de un «como», aparece en momentos como en el que asegura tener «un optimismo de pelota de goma», o nos habla de un silencio que sobreviene «con una brusquedad de síncope», o nos dice que desde que descubrió el placer de sublimar deja que otros, si quieren, «tengan para las cosas una sonrisa de serrucho, una mirada de charol».

Un libro de poemas que no es hermético ni requiere un lector experto, sino que puede ser disfrutado por cualquier persona dispuesta a acercarse a ellos. Un libro encantador, divertido y profundo, alegre y melancólico, que resuena, como un eco lejano, en poetas como un Nicanor Parra poniendo la cotidianeidad al centro de su proyecto, o el Mario Benedetti que mantiene un humor de andar por casa, ligero y burlón. O en ese Julio Cortázar desatado, convertido en el puto amo de las asociaciones libres, a lo largo de cuentos, novelas y poemas.

Un librito para volver a él cada cierto tiempo, y siempre con una sonrisa.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

La libreta de Irma

Entrevistas, reseñas, ensayos de literatura, música y más

La vida infinita (Libros y Lecturas)

blog de literatura. Novelas. Cuentos.

Sorpresa y suspense

Sobre el arte de contar historias. Blog del escritor Juan Gómez-Pintado

A través de otro espejo

Libros que podrían salvarte la vida

El lector espectador

Biblioteca del IES Severo Ochoa (San Juan de Aznalfarache)

Cajón de Historias

Libros que podrían salvarte la vida

El Chico de las Donas

Reseñas de libros, películas, videojuegos, donas y más...

Keren Verna

Libros que podrían salvarte la vida

Mariana lee

Libros que podrían salvarte la vida

La hora Barba!!!

El tiempo del fin... YA

Leyendo bajo la luz de la luna

Libros que podrían salvarte la vida

Descartes periódicos

Libros que podrían salvarte la vida

El Lector Estepario

Libros que podrían salvarte la vida

humildelector.wordpress.com/

HUMILDE LECTOR - Reseñas de libros

JCruz Servicios Lingüísticos

Traducción y corrección de estilo de textos literarios y académicos

Literatura de Japón

Tu portal de lectura asiática y mucho más.

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: