EL EXTRANJERO, ALBERT CAMUS

Hoy traemos una de las novelas fundamentales del siglo XX. Una obra leída por millones de personas, que plantea importantes discusiones filosóficas, pero está presentada con un estilo que vuelve muy fácil y grata la lectura. Una novela sobre la que todo el mundo habla o ha hablado, casi al punto de volverse un lugar común. Y claro, los lugares comunes son aquellos que nos pertenecen a todos, los lugares por los que todos pasamos alguna vez, y volveremos a hacerlo.

Gastemos bytes, entonces, en hablar un poquito de la novela del magnífico pensador, narrador y arquero de fútbol que fue Albert Camus. Y para eso, partamos por el estilo: la prosa de Camus es tan ajustada, precisa y sencilla que parece escrita sin pensar. Camus no intenta escribir florido, no se gasta en realizar un ejercicio de estilo literario, sino que -como hombre acostumbrado a buscar la verdad- concentra sus esfuerzos en mostrarnos directamente a su protagonista. Más aún, ni siquiera lo describe: conocemos a Mersault por sus actos, porque el objetivo del autor no es contarnos su historia, sino mostrárnosla.

La primera oración del texto ya es toda una declaración de intenciones: “Hoy ha muerto mamá. O quizá fue ayer. No lo sé”. Camus no necesita decirnos que su Mersault es apático, que no le importa su madre ni nada, porque son sus actos los que lo hacen por él. Sin embargo, y a pesar de esta tendencia a la sencillez y a la no ornamentación de la prosa, por momentos aparecen destellos de poesía, como la escena de la muerte del árabe, donde la prosa de Camus, de pronto, toma alas y se eleva, logrando un momento hermoso, en el que la calurosa playa argelina parece suspendida en el tiempo.

Sin embargo, si esta novela ha pasado a la historia no es por su forma, sino por su contenido. Albert Camus es un autor con intereses filosóficos, y que en diversas obras cuestionó el sentido de la vida. Aquí es esa la pregunta que lo anima: ¿por qué vivimos?, ¿qué nos mueve a seguir cada día? Camus, con mucho coraje, se plantea esa pregunta fundamental, que es la que permite todas las demás. Y su Mersault resulta un personaje que simplemente vive cada día, al que todo le da igual porque carece de un sentido, porque vivir ésta vida o aquélla le es indiferente. Cuando su madre muere, no le da importancia: era una mujer mayor, y seguro que iba a morir algún día. Lo mismo su aventura amorosa, liviana y superficial, motivada por el placer de sentir compañía y no por sentimientos profundos.

Mersault hace cosas malas, y de hecho termina matando a un hombre, pero no porque en su corazón haya maldad, sino porque nada le importa: si las circunstancias lo empujan al bien, fantástico, y si un conocido (no me atrevo a decir amigo) le pide que mienta a la policía, pues tampoco eso es problema para él. Mersault nos repugna porque no tiene pasiones en su corazón: si el sentido original de la palabra monstruo era “ajeno a la naturaleza”, Mersault es monstruoso porque es ajeno a los hombres: tiene el corazón vacío.

(Y aquí cabe preguntarse: ¿no es acaso Mersault como muchos hombres y mujeres de hoy? ¿Consumistas, superficiales, estableciendo relaciones sentimentales no por amor sino por comodidad, y más preocupados porque no les spoileen la serie que está viendo en Netflix que por el bienestar de sus familias?)

En fin. Mersault es juzgado por la muerte del árabe, y en el juicio se le achacan cosas que, siendo verdad, nada tienen que ver con el asesinato: se le acusa de no mostrar tristeza en la muerte de su madre, de iniciar una relación afectiva un día después de su muerte, con ligereza, o de ir a ver una película cómica en ese fin de semana. En definitiva, se lo condena por no ser un humano sino un monstruo.

Ya en la segunda parte de la novela, Camus se vuelve más reflexivo, y hace que Mersault aproveche su tiempo en la cárcel para preguntarse acerca del sentido de vivir. Y llega a una conclusión decisiva: si, por una parte, la vida no tiene sentido, es un viaje absurdo y lo mismo da una que otra, por otra parte cada vida es única, y cada uno de nosotros posee la oportunidad de seguirla hasta el final, disfrutando el viaje, que es el único que tenemos.

6 comentarios sobre “EL EXTRANJERO, ALBERT CAMUS

    1. Acabo de leer tu entrada; y creo que si te interesó El extranjero, sería interesante seguir por El mito de Sísifo, que es una obra de pensamiento, pero que plantea un problema similar: el del suicidio. ¿Vale la pena vivir una vida que carece de sentido? Y Camus concluirá que sí: si bien es cierto que la vida carece de sentido en abstracto, en un sentido amplio, sí que es sentida en concreto, para cada persona.
      De aquí Camus obtendrá conclusiones sorprendentes, y nada hedonistas: se unirá a la Resistencia francesa, será un activista en contra de la pena de muerte (argumentando que si la vida no tiene sentido, apagar una vida es apagarla para siempre jamás, y no tenemos derecho a eso), y tendrá el coraje de, habiendo luchado contra el fascismo, denunciar también a Stalin (en los años ’50, cuando era prueba de coraje), y dejar en claro que nuestras democracias occidentales eran una cloaca de injusticias también.
      Todo porque el viaje de cada persona merece respeto, y tantas oportunidades de alcanzar la felicidad como sean posibles, ya que es lo único que se puede obtener en una existencia absurda y sin sentido.
      Un tipo enorme el Beto.

      Me gusta

  1. Tengo El Extranjero entre mis pendientes desde hace mucho, aunque no había llegado a leer una reseña de este libro. Ahora tengo mucha más curiosidad. Gracias por compartir tu reseña.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

La libreta de Irma

Entrevistas, reseñas, ensayos de literatura, música y más

La vida infinita (Libros y Lecturas)

blog de literatura. Novelas. Cuentos.

Sorpresa y suspense

Sobre el arte de contar historias. Blog del escritor Juan Gómez-Pintado

A través de otro espejo

Libros que podrían salvarte la vida

El lector espectador

Biblioteca del IES Severo Ochoa (San Juan de Aznalfarache)

Cajón de Historias

Libros que podrían salvarte la vida

El Chico de las Donas

Reseñas de libros, películas, videojuegos, donas y más...

Keren Verna

Libros que podrían salvarte la vida

Mariana lee

Libros que podrían salvarte la vida

La hora Barba!!!

El tiempo del fin... YA

Leyendo bajo la luz de la luna

Libros que podrían salvarte la vida

Descartes periódicos

Libros que podrían salvarte la vida

El Lector Estepario

Libros que podrían salvarte la vida

humildelector.wordpress.com/

HUMILDE LECTOR - Reseñas de libros

JCruz Servicios Lingüísticos

Traducción y corrección de estilo de textos literarios y académicos

Literatura de Japón

Tu portal de lectura asiática y mucho más.

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: